Yincana en el Casco Viejo de Bilbao

Si ves a una cuadrilla con txapela y pañuelo de arrantzale *atado al cuello, guiados por un iPad, recorriendo el casco medieval de Bilbao: somos nosotros.

Difícil resistirse a una propuesta de yincana, apoyada con tecnología, y con el objetivo de formar parte del alma local. Los huéspedes se dividen en diferentes equipos. Cada uno lleva una tablet donde se visualizan los recorridos y puntos de acción. Cuando te acercas a estos puntos, salta en el dispositivo un mensaje con una pregunta o una prueba. Todo está calculado para interactuar con el entorno y divertirse: fotos inverosímiles de todo el equipo apretujado, códigos secretos (QR), vídeos haciendo el vasco, preguntas imposibles para un foráneo…

Como es bien sabido, los bilbaínos acogen con agrado la competición (incluso apuestan entre ellos por el equipo ganador), así que en seguida se aproximan para saber cómo pueden ayudar. Especialmente si te ven adornado con un look de “vasco de manual”. Cuando paras a descansar en un bar, con un pintxo y un txakoli, lo ideal es echar un vistazo a las puntuaciones. Se puede ralentizar a los contrarios enviándoles “bromas” a través del iPad. También se puede presionar psicológicamente a través del chat…

Sinceramente, nos enamorados de esta herramienta porque nos permite crear una yincana a medida de cada cliente y evento: en multitud de espacios (ciudades y pueblos, naturaleza, recintos cerrados…), con diferentes niveles de dificultad y tipos de actividad (acción, cultural, cómica…).

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial