¿Un simple detalle?

Creemos en el poder de los detalles. A lo largo de estos años de trabajo, uno de nuestros valores importantes es el proceso que hemos desarrollado para que nuestros programas tengan un sello de calidad común. Este proceso va más allá de un seguimiento exhaustivo, está basado en la ACOGIDA, con mayúsculas, y para ello nos apoyamos en esos detalles que juegan con los sentidos y las emociones.

En una de nuestras últimas despedidas, respondía así una de nuestras huéspedes:

¿Qué olor te llevas?
El del pescado fresco que descargaban los barcos en el pueblo de Getaria.
¿Un sonido?
La naturaleza despertando en Urdaibai (Reserva Biosfera UNESCO).
¿Tacto?
La espuma de las olas remontando la corriente en la tabla de surf.
¿Vistas?
El color del vino Rioja contrastado con el mantel blanco de hilo.
¿Sabor?
La trufa de chocolate negro que nos habéis dejado en la habitación, para maridarla con ese txakoli dulce helado.

Esta última respuesta puede resultar difícil de entender, viniendo de una persona que ha estado recorriendo algunos de los mejores restaurantes del país, sin embargo para nosotros tiene una explicación sencilla. Porque lo que ella se lleva, es el sabor del cariño.

Equipo go Basquing – boutique DMC
Viajes a medida para grupos de ocio y empresa