Un cóctel en la falúa del consulado.

En 1511 se creó el Consulado de Bilbao. Según indican papeles de los siglos XIII y XIV -algunos de ellos conservados en la Torre de Londres-, entre los vascos de la costa y los ingleses, se crearon acuerdos comerciales para dinamizar la ría.

En fiestas y actos oficiales, el consulado acogía a altos cargos y personalidades influyentes de la época, en una espectacular falúa para navegar por la ría. En go Basquing, hoy en día, también acogemos a grupos de empresa en esa falúa.

El Museo Marítimo Ría de Bilbao construyó una fiel réplica en dimensiones reales:
13,92 metros de eslora y 2,9 metros de manga. La instaló en la espectacular sala de vidrieras. Allí disfrutan mucho algunos de nuestros grupos de empresa. Subir a esta barco supone salir de tu mundo, para entrar en otro. Inspirador, ¿verdad? Son cócteles reducidos de máximo 25 personas.

En este museo nos sentimos en casa por su tremenda flexibilidad para eventos y reuniones de empresa. Construido junto a los antiguos muelles del puerto, ofrece espacios atractivos como el amplio atrio para 200 personas, que incluye zonas más escondidas para separar ambientes; una sala audiovisual para 180 personas y una pequeña sala para reuniones de 45 personas con una cristalera gigante que da al embarcadero. Las instalaciones museísticas divulgan información audiovisual sobre el desarrollo urbanístico de Bilbao alrededor de la ría. Además de otras opciones como un espacio de show-cooking y una terraza enorme para eventos que termina en los barcos fondeados, con una larga historia detrás, que completan la oferta del museo.

Y hablando de terminar, ¿qué os parece si cerramos el día embarcando allí mismo rumbo al mar Cantábrico? ¿Os apetece comprobar “in situ” el desarrollo urbanístico de esta Ciudad Creativa UNESCO?

go Basquing – Boutique DMC
Viajes a medida para grupos de ocio y negocio