Foodies

Hay momentos que alimentan el alma. Tener delante un chef con estrellas michelin cocinando para ti. Esperar mirando al mar con un vino blanco helado (txakoli), mientras descargan del barco el pescado que te van a cocinar a la brasa. Recorrer las callejuelas de un casco medieval, entrando en sus bares para degustar mini platos (pintxos) de alta cocina. Escanciar sidra y tomarla con un chuletón de ganado autóctono. Compartir mesa en una sociedad gastronómica vasca, exclusiva para socios. Descubrir los secretos de la bodega más antigua de Rioja tomando un vino con su dueño.