Esperando a Santo Tomás

Mañana es la feria de Santo Tomás. Un día muy especial en el País Vasco, especialmente en ciudades como Bilbao, Mondragón y Donostia-San Sebastián. Un gran mercado de fruta, verdura e incluso ganado, tremendamente popular en nuestro pueblo.

Los locales nos vestimos con los trajes típicos que llevaban los caseros que, antaño, se acercaban a la ciudad a vender sus productos. Un homenaje a esas personas que vivían en el campo y las montañas. Una de esas personas es nuestro Olentzero. Competencia de Santa Claus. Un carbonero que baja de los grandes picos para entregar regalos a los más pequeños de la casa, la víspera de Navidad.

Este día, muchos de los locales que viven fuera del País Vasco, vuelven a casa para celebrar las fiestas en familia. Por eso en el mercado vemos muchos abrazos. Reencuentros de viejos amigos, alrededor de cientos de puestos donde comer txistorra (parecido a un chorizo fresco de cerdo, muy delgado y largo) envuelta en talo (una torta hecha con harina de maíz). Lo acompañamos con sidra escanciada.

Conocemos un puesto donde sirven la txistorra bien frita, crujiente, con un talo fino tostado… delicioso. Un puesto modesto que hace las cosas con cariño. Nosotros llamamos a esto el poder de lo sencillo. Lo verás en la sonrisa de nuestros huéspedes, la magia de los abrazos, el calor de la Navidad…

go Basquing – Boutique DMC
Viajes a medida para grupos de ocio y negocio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *