Conexión vasco-canadiense: compartiendo momentos de buena vida

Conexión vasco-canadiense: compartiendo momentos de buena vida

Hoy os quiero hablar de un momento especial que vivimos en Go Basquing hace unas semanas: la acogida de un grupo de Quebec que vino a compartir buenos momentos con nosotros. ¡Una mezcla perfecta de enología, rutas urbanas y buena energía!

Para mí, que estuve durante un día y medio con ellos, fue genial hacer realidad para nuestros amigos de Croisières Franco-Fun las experiencias que todo el equipo de Go Basquing había imaginado para ellos. Y así es como les he acompañado a través de nuestra tierra, el País vasco, que tiene muchas conexiones con Canadá. Os recomiendo que visitéis el post de Íñigo sobre las conexiones vasco-canadienses y las investigaciones de Selma Huxley, ¡ os va a sorprender!

Puente Vizcaya

Descubriendo el puente Vizcaya

Nuestro viaje “marítimo-enológico” arrancó a orillas del Nervión y nos llevó desde el Puente Vizcaya hasta el museo Guggenheim, pasando por los caminos de Santiago del Casco Viejo de Bilbao, todo ello de la mano de un gran guía, Gaëtan De Backer, un genio de las acogidas por Vizcaya.

Pero estar en Bilbao y no disfrutar de su gastronomía sería imperdonable, así que paramos en el museo marítimo para asistir a un show cooking y, después, disfrutar de una auténtica comida vasca con sabor a mar. ¡Qué grandes momentos compartimos durante la comida! Lo confieso, cuando empezaron a cantar al final de la comida, no pude resistirme… y me uní a ellos. En fin, ya sabéis por qué no hizo demasiado bueno aquel día.

Después de esta pausa gastronómica, acabamos nuestra ruta en Bodega Urbana donde Ana Martín y su equipo nos sorprendieron con vinos varietales españoles (mencía, garnacha y tempranillo) y una mezcla especialmente pensada para nuestros viajeros. ¿Cómo no sentirse especial con atenciones así?

Por cierto, hemos tenido la gran suerte de disfrutar de un tiempo muy variado. Y es que, ¿quién no ha sentido nunca curiosidad por saber lo que es el sirimiri? Y así se convirtió la visita a Señorío de Astobiza del lunes en un auténtico “paseo por las nubes”. Lo que os pueda contar sobre la presentación que Jon Zubeldia nos hizo de la bodega de txakoli de su familia en Okondo se queda corto. ¡No os podéis perder una visita a sus instalaciones y sus viñedos! ¡Son impresionantes! En cuanto a la cata maridaje de vinos con D.O. Txakoli de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa con quesos españoles fue un puro momento de buena vida, rematado por un Señorío de Astobiza y un Malkoa para arrancar lágrimas al más insensible.

Cata de Txakoli

El arte de la cata

Pero la hora de la despedida se acercaba y nuestro viaje se terminó donde había comenzado, en Getxo, donde aún tuvimos tiempo de parar para adquirir una auténtica txapela en la centenaria tienda de Julia Learra en Algorta.

¡Me ha encantado compartir estos momentos con vosotros! ¡Aquí os esperamos pronto!

 À tantôt !

¡Te escuchamos!

Si trabajas en una empresa o touroperador y estás interesado en profundizar en nuestros programas y crear uno propio para tu equipo o tus clientes, por favor ponte en contacto con nosotros a través de este cuestionario. En breve te responderemos.

Nombre

Email

Tu mensaje